Mensajeros de la Paz
Youtube
Facebook
Twitter
Menu

El Padre Angel celebra que haya más iglesias abiertas las 24 horas

04/06/2016

Padre Ángel: “Celebro que haya más iglesias como la de San Antón, abiertas veinticuatro horas”

El Padre Ángel, presidente de Mensajeros de la Paz, ha manifestado su alegría tras las palabras del papa Francisco de que no le gustan las iglesias con horarios.

Hace ya más de un año que D. Carlos Osoro, arzobispo de Madrid, cedió la gestión de la iglesia de San Antón (C/ Hortaleza, núm. 63) a la ONG Mensajeros de la Paz y su fundador, el Padre Ángel. “Desde entonces, la iglesia está abierta las 24 horas”, cuenta el Padre Ángel, “también la wifi lo está y la cafetera lista, para que cualquiera que entre pueda tomar algo caliente”.

Echando la vista atrás, el P. Ángel se reconoce emocionado: “Se ha cumplido la paradoja de que empezara a entrar aquí cualquier persona sin un hogar, y que con el paso de los meses se haya formado aquí una especie de familia. Ya son “lo de siempre”, que nos conocen y ayudan a los de Mensajero,s y se quieren también entre ellos”.

Del servicio de desayuno al de cena, la organización pone a disposición de quien lo necesite una serie de servicios que impresiona a quienes entran en el templo por primera vez: desde la máquina expendedora de donaciones a un desfibrilador, pasando por los baños (con cambiador de pañales incluido), el agua fresca, el cepillo solidario y la atención en la “Camilla de la Misericordia” (proyecto a través del que personal sanitario voluntario asesora a las personas sin hogar en temas de salud e higiene).

“Lo dije el otro día, cuando vimos el partido en la sacristía, y lo repito: las parroquias católicas deberíamos aprender de los bares”, sentencia el Padre Ángel. “Los camareros siempre están disponibles cuando entramos en el bar, y nos tratan con respeto. Ojalá en todas las parroquias se escuchara a quien necesita consuelo, también si huele mal”.

Sobre las palabras del Papa Francisco, el Padre Ángel confiesa sentirse cada vez más ilusionado. “Tenemos un Papa que se salta los protocolos y nos pide que atendamos en nuestros templos también fuera de horario”. 

El sacerdote invita a quienes no lo hayan visitado todavía, a conocer San Antón. “Es una iglesia heterogénea porque toca la realidad”, cuenta. “La monja que nos ayuda a atenderla viene en Convers y los monaguillos son los sintecho. Este domingo, sin ir más lejos, pillé a uno tomándose el vino antes de la consagración... A veces ocurren esas cosas, pero en general es una bendición preciosa, que recomiendo a todos los curas”.